/

Healthtech

Healthtech y la revolución dirigida por el paciente

Roc Fages
Roc Fages

Innovation Consultant

El sector de las tecnologías médicas, el Healthtech, es antiguo. Aquellos utensilios de hace centenares de años para mejorar la salud del paciente eran tecnología médica. La diferencia es que hoy el Healthech abarca de forma integral al paciente: la detección, el diagnóstico, el tratamiento, el seguimiento y la gestión administrativa. Es la digitalización lo que ha dado al sector Healthtech un potencial exponencial enorme.

Lo significativo es que, además, es el propio paciente el que cada vez puede dirigir más los cambios al disponer de herramientas para controlar y gestionar sus datos de salud. Hace unos años era bastante caro, por ejemplo, hacerse un análisis del ADN. Ahora lo es cada vez menos y, si no ocurre ya en ciertos ámbitos, en poco tiempo se nos pagará para poder analizar nuestro ADN.

Healthtech para una medicina personalizada

Esta revolución en salud dirigida por el paciente debe seguir, evidentemente, un camino estratégico hacia un sistema sanitario efectivo y eficiente. Ello implica poder dar el mejor y más seguro servicio de salud con el menor impacto en las propias infraestructuras sanitarias. 

Para conseguirlo se debe trabajar en acentuar la atención fuera de los centros de salud -en el domicilio o de forma ubicua-, redirigir primero al paciente en los servicios de atención primaria y, en última instancia, derivarlos a los centros hospitalarios. Lo óptimo sería integrar aquí también los servicios de urgencias.

Por ejemplo, un sistema de teleasistencia puede generar una alerta leve sobre un potencial paciente de corazón. Estos datos van a parar al servicio de atención primaria, que hace un seguimiento del paciente y, a su vez, envía esos datos al hospital de referencia. Ello permite que, en cualquier momento de complicación, ese paciente pueda ir o a primaria o al hospital con todo preparado. A su vez, también permite que el paciente -o sus familiares/cuidadores- tengan la tranquilidad de saber cuándo deben o no deben ir al centro sanitario. Al final, se evita, pues, la congestión del sistema sanitario.

Por lo tanto, los dos ejes de ese modelo sanitario efectivo y eficiente se basan en la conexión. El primer eje debe activar el apoyo al paciente lo más rápido posible y lo más alejado posible de los centros sanitarios. El segundo, interconectar todos los nodos de la atención sanitaria para dar un servicio fluido y eficiente en recursos.

No decimos nada desconocido: en todo el proceso inicial de la pandemia del Covid-19, el objetivo ha sido evitar el colapso de la sanidad. Los servicios de teleasistencia con personas detectadas con Covid-19 ha sido el pan de cada día.

Es evidente que ante todo lo expuesto el sector Healthtech tiene un papel clave para desarrollarlo. La tecnología permite activar soluciones enfocadas a esas necesidades. Ello se puede visualizar perfectamente en el entorno Covid-19. Como se indica en el informe sobre Healthtech publicado recientemente por Peninsula, las empresas tecnológicas del sector de la telemedicina durante la pandemia han tenido un impacto positivo, ante otros sectores más vulnerables como el de la publicidad o muy vulnerables como el del turismo y la restauración.

Digitalización acelerada

En el primer cuatrimestre del 2020, dentro del periodo de confinamiento extremo en el mundo, el Healthtech ha sido el tercer sector con más inversión en startups. De hecho, las tendencias en 2020 en Healthtech se mantienen y hasta se acentúan en algunos ámbitos a raíz de la pandemia.

Como indica el citado informe de Peninsula, este 2020 se potenciarán las soluciones a distancia de telemedicina digitalizada. Las aplicaciones basadas en la nube con bots facilitarán el seguimiento del paciente en todas sus fases. Se desarrollará la Inteligencia Artificial aplicada a la gestión del flujo de trabajo, la investigación, los fármacos y el diagnóstico con la imagen.

Otra tendencia es la entrada en el sector de otros sectores de forma colaborativa. Por ejemplo, en el caso de la robótica para cadenas de suministro flexibles propias de otros sectores. También cabe destacar el aumento de la integración de servicios alrededor del paciente gracias a la Inteligencia Artificial, el Internet de las Cosas, el Big Data, la impresión 3d, la nanotecnología, la Realidad Virtual i hasta el Blockchain. Interesante aquí tener en cuenta, afirma el informe de Peninsula, que los servicios de medicina asistencial reactiva tienden a ser servicios de medicina personalizada y proactiva.

Todo ello debe disponer de una regulación clara para proteger a todos los actores que participan. En Europa, el centro catalizador de la innovación en salud, EIT Health, ha declarado a través de expertos la necesidad de disponer de “requerimientos regulatorios claros para tecnologías de salud digitales con la implicación de todos los participantes”

Además, desde EIT Health se aboga para integrar una metodología común, que facilite el desarrollo de soluciones finales conjuntas y no individualizadas y separadas del sistema. Ello casa perfectamente con esa estrategia integrada que tenga en cuenta todo el proceso de atención al paciente basado en domicilio-atención primaria-hospital.

Los cambios en 25 años

La pandemia del Covid-19, y las medidas de confinamiento, pues,  han acentuado las innovaciones en sanidad en todos los sentidos: las de los fármacos, evidentemente; las de procesos y productos vinculados con la asistencia y monitorización al paciente crítico y al resto de pacientes; finalmente, las de seguimiento de la pandemia para minimizar los contagios. Para su financiación se han activado fondos públicos en todos los niveles administrativos, y fondos privados incluidas donaciones.

Esto es lo que se ha acentuado en el corto plazo. En el medio plazo, con la idea de que se mantenga el cambio de comportamiento de los profesionales y usuarios de la salud generado por el Covid-19, el sector Healthtech tiene retos a abordar.

Como se indica en el informe Healthech citado anteriormente, habrá una explosión de soluciones de big data para la atención y monitorización, pero también para evitar el contacto físico directo con aparatos, personas, registro de datos por reconocimiento de voz, o la desinfección acelerada de Equipos de Protección Individual (batas, mascarillas,…). Y ello, muy posiblemente, serán productos y procesos que llegarán al consumidor final -sea paciente o no- además de ser implementados en los centros sanitarios.

Y, ¿en el largo plazo? Las tecnologías médicas, el Healthech, activará la revolución en salud dirigida por el paciente desde la telemedicina, el rediseño de los hospitales y la medicina de precisión. 

Gráfico: Elaboración propia. Fuente: The Economist

En este infográfico se indica cómo será la sanidad en 25 años: la digitalización hará que se consolide el paciente a domicilio. Los hospitales reducirán su espacio y modificarán su modelo asistencial, con la incorporación de una medicina mucho más de precisión. Ello implica la integración de la Inteligencia Artificial para captar datos genéticos, de entorno y de estilo de vida para generar diagnósticos ultra personalizados.  

Hay un futuro apasionante en el sector de la salud. Las tecnologías marcan el avance. Es también el momento, y eso da para otro artículo, de asentar los límites éticos que combinen la gestión de datos con la privacidad, la capacidad de control con la libertad individual, y el evitar la brecha entre los que puedan acceder a este sistema digitalizado y los que no.

Descubre las nuevas oportunidades en healthtech

Artículos Relacionados
Blog

Smart Mobility

A lo largo de los años, las personas hemos evolucionado, pero también nuestros espacios. Lo que empezó configurándose como campamentos nómadas, años después se acabaría convirtiendo en pequeños pueblos.

Leer Más   ⟶

Impulsa tu empresa

Permite que nuestros expertos analicen tu desafío
para darte las mejores soluciones innovadoras a medida

Te llamamos

Te llamamos

Te contactamos lo más pronto posible.