/

Fintech

Fintech: palancas de crecimiento en época de COVID-19

Alena Emilova
Alena Emilova

Innovation Project Manager

La pandemia ha dejado en alta incertidumbre a profesionales, equipos y organizaciones en todos los sectores, imponiendo una adaptación del negocio con planificación en horizontes temporales muy reducidos. 

En estas primeras semanas en las que las corporaciones están repensando sus estrategias para afrontar este desafío, os proponemos acercarnos a las startups como fuente de inspiración para identificar tendencias y mayores oportunidades que nos pueden servir en este inicio de la recuperación económica.

Como expertos en el mundo startup conocemos bien el potencial poco explorado en la creación de nuevos modelos de negocio y equipos ágiles resilientes, que solo las startups ofrecen en el eje de colaboración corporación-startup.  

“Acercar las empresas de nueva creación y las grandes empresas es una estrategia vital para la aceleración y el crecimiento del mundo empresarial“, afirma Jean-David Malo, director del European Innovation Council. 

El sector fintech

El fintech destaca en el primer trimestre de 2020 como el sector más importante de Europa en términos de inversión venture capital en startups, con 23.000 M€ invertidos desde 2015. 

Según Finnovating, en 2019 España se había consolidado como el quinto país de Europa en inversión fintech tras recaudar 245 M€, acaparando el 3% del total de inversión.

Rodrigo García, consejero delegado de Finnovating, considera que el potencial del mercado fintech español es «enorme», porque aunque el importe de las inversiones aún sean bajas, el ecosistema es el mayor de la eurozona. 

En el primer trimestre de 2020 el sector no para de crecer pese la ralentización de la banca online, como confirman los mayores neobancos en diferentes países. Aun así registraron entre 20.000 y 149.000 descargas el mes pasado en sus mercados locales, más que la mayoría de los bancos tradicionales.

Fuente: Sifted

Las startups son ‘parte de la solución’ para el mundo financiero en la fase post coronavirus”, asegura Rodrigo García, consejero delegado de Finnovating.

Entre las líderes en las rondas de inversión en fintech en Europa para 2019 está la alemana Wirecard (900 M€ recaudados), mientras que en España destacó Pagantis (65 M€), seguida por BNext (22 M€), Fintonic (19 M€), Returnly (19 M€) y Buguroo (11 M€).

Los cinco verticales que más inversión recibieron fueron pagos, préstamos, neobancos y challenger banks, ahorros y herramientas de inversión, impuestos y soluciones de contabilidad.

“La tendencia es que las grandes entidades estarán cada vez más activas en la inversión en startups fintech en España”, señala Finnovating. 

En 2019, once bancos invirtieron en más de tres startups, representando el 15% de la inversión total en fintech, con Allianz, BpiFrance y Santander entre los mayores inversores. Las venture capital que más invirtieron fueron Seedinvest, Anthemis, Augmentum, Accel, Global Founders Capital, Index Ventures, Kima Ventures y Seedcamp.

Nuevos retos u oportunidades

El sector, que respira el pulso de la innovación tecnológica, ha entrado en fase de adaptación, de reinvención digital aún más acelerada hacia nuevos modelos de negocio. 

La crisis actual exige desarrollar tácticas para adaptar las operaciones a corto plazo, entender los profundos cambios globales y agilizar la exploración de nuevas líneas. 

El éxito de las estrategias corporativas se medirá, en los próximos meses, por el grado en el que las empresas consigan transformar las limitaciones impuestas en ventaja competitiva a través de nuevas apuestas innovadoras. 

A. Desarrollar la táctica

Los grupos de trabajo Covid-19 creados en las corporaciones para definir las medidas para mitigar el impacto y el riesgo, son el primer punto donde se conocen y exploran las exigencias de la nueva realidad. 

La capacidad de trasladar y coordinar tendencias clave con urgencia desde estos grupos a las unidades estratégicas de creación e innovación de negocio y la capacidad colectiva para lanzar rápidamente nuevas soluciones al mercado, determinarán el éxito de las empresas del sector financiero y asegurador en adaptar y reforzar su negocio. 

En McKinsey recomiendan “la mentalidad startup que se centra en la acción más que la investigación y en las pruebas más que en el análisis”. Hemos visto a empresas, por ejemplo, realizar significativas campañas de marketing en días e incluso horas, y lanzar nuevas empresas de comercio electrónico en cuestión de semanas. 

Los líderes con mentalidad startup establecen un ritmo ágil a través de controles diarios del equipo, revisiones semanales con la dirección y revisiones de sprints quincenales por equipos.

B. Cambios globales

En nuestra roundtable sobre nuevos escenarios fintech, Marcos Cuevas, fundador y CEO de Mitto, afirmó que esta crisis es global, y aunque las medidas locales pueden diferir, “cada vez más hablamos de una respuesta colectiva, costes compartidos y estrategias de sostenibilidad y resiliencia”.

La tendencia de entender la sostenibilidad en sentido más amplio como responsabilidad colectiva incentivará los cambios de comportamiento hacia una mentalidad más solidaria, decisiones sostenibles a largo plazo, y consciencia reforzada de la interdependencia de las partes interesadas, superando la centralización tradicional del sector financiero y asegurador.

Madurar el aprendizaje colectivo hacia un concepto más amplio de sostenibilidad presenta una palanca de crecimiento por la que vale la pena apostar, como se ha demostrado en las múltiples iniciativas en soluciones fintech solidarias que refuerzan sinergias y crean simbiosis en el intercambio de valor entre los agentes del sector financiero y asegurador (las siete mejores iniciativas startup fintech Covid-19 1Q 2020). 

C. Tecnología y adaptabilidad vs. optimización de coste

Aunque el cliente en España use menos la banca online en comparación con otros países (como Francia, Reino Unido, Australia y Singapur, fuente Brandwatch) la tecnología y los datos continuarán representando una oportunidad para impulsar una mejor gestión, nos comparte Marcelo Soria-Rodriguez, Ex-director de Estrategia y Big Data de BBVA.

Comentamos con él la dificultad tradicional en el sector financiero y asegurador de orientarse en periodos de crisis con alta incertidumbre. Afirma que, en tiempos como los actuales, se debe priorizar la adaptabilidad frente la optimización para evitar inversiones poco adecuadas en sistemas de optimización, como se ha observado en el pasado, y que no permiten ser ágiles en un entorno global cada vez más cambiante. 

Tras la pandemia, el mundo empresarial, al igual que el personal, tendrá que cambiar.

En la investigación sobre las nuevas fórmulas de adaptación, reforzamos la importancia de la apuesta por la práctica de la innovación abierta.

Explorar las oportunidades de innovación junto a las startups es un camino apasionante que permite construir el diferencial para una estrategia pos-COVID exitosa que convierta las limitaciones que vivimos en ventajas.

Artículos Relacionados

Impulsa tu empresa

Permite que nuestros expertos analicen tu desafío
para darte las mejores soluciones innovadoras a medida

Te llamamos

Te llamamos

Te contactamos lo más pronto posible.