/

Herramientas de innovación

OCÉANO AZUL: Desmarcarse para marcar la diferencia

Estamos en la tercera revolución industrial, millones de empresas creando millones de productos y servicios nuevos. Y nosotros somos corporaciones consolidadas y queremos innovar y crear algo rompedor, que nos haga llegar al éxito. Pero no sabemos el qué, porque vemos que todos los nichos de mercado están ocupados y hay muchos competidores, con más experiencia y mucho más capital que nosotros.

Pero ¿y si os decimos que hay una estrategia que nos hace ver más allá? Que nos va a proporcionar ese hueco que estamos buscando. Bueno, pues ese hueco se llama océano azul y vamos a entender cómo funciona y ver cómo encontrarlo.

¿En qué consiste?

Es bien sencillo, consiste en abrir nuevos mercados lejos de la competencia destructiva que existe en los terrenos empresariales más explotados. En otras palabras, se trata de plantear una estrategia ganadora basada en la “no competencia”, algo que es posible abriendo la mente y explorando otros territorios que no estén explotados.

Y os preguntaréis, ¿Dónde está ese océano azul? Pues vamos a buscarlo.

En busca del preciado océano azul

Encontrar nuevos nichos de mercado se basa en innovar, no se trata de añadir nuevas características a lo ya conocido, sino que se trata de añadir un valor totalmente nuevo y darle un giro de 180 grados aunando costes, utilidad y precios.

Esto se ve mucho más claro si lo mostramos en 4 pasos que son la biblia del innovador, síguelos al pie de la letra si quieres obtener resultados eficientes.

Los 4 pasos para llevar a cabo el oceano azul
  1. Eliminar lo tradicional
  2. Crear un nuevo entorno
  3. Reducir lo habitual
  4. Aumentar el valor

¿Cómo llevarlo a cabo?

Para llevar a cabo este tipo de estrategia, se deben tener en cuenta 6 puntos que serán vitales para que tu producto o servicio funcione en el océano azul:

  • Reconstruir las fronteras del mercado: se deben analizar los grupos estratégicos dentro de las industrias alternativas, la cadena de compradores, los productos complementarios…
  • Dibujar un lienzo estratégico: Se trata de basarse en el potencial creativo de la organización, buscando nuevas oportunidades de negocio.
  • Explorar más allá de la demanda existente: hay que explorar diferentes posibilidades de venta e innovar en lo que ofrecemos.
  • Crear una secuencia estratégica: Debemos encontrar la necesidad que tiene el consumidor sobre nuestro producto, y a partir de ahí estudiar el precio y los costes que somos capaces de asumir para satisfacer su necesidad.
  • Ejecutar la estrategia de innovación: ser consciente de nuestros errores y solventarlos es algo crucial, así que debemos poner en marcha la estrategia de negocio e ir evaluando los resultados que obtengamos.

Después de ver los puntos vitales para llevar a cabo esta estrategia debemos ser conscientes de que es una estrategia arriesgada. Por tanto, es muy importante seguir estos puntos rigurosamente si no queremos fracasar en el intento. Además tenemos que estar atentos porque en cualquier momento te pueden aparecer competidores y hay que estar preparados para jugar nuestras cartas y no quedarnos atrás.

Nunca está de más, si no somos capaces de hacerlo nosotros mismos, contratar una empresa externa que nos pueda ayudar y darnos un punto de vista externo de lo que deberíamos cambiar en nuestra empresa. Por ejemplo Suez, una gran empresa internacional dedicada a la gestión de la cadena de valor del ciclo del agua. Era una empresa consolidada que nos pidió asesoramiento a nosotros, porque necesitaba innovar ya que en su nicho de mercado había mucha competencia.

Si te interesa conocer más sobre herramientas de innovación o casos de uso con otras empresas, puedes entrar a nuestro blog o contactarnos para que te asesoremos y conocer mucho mejor el sector y sus estrategias.

Artículos Relacionados
Herramientas de innovación

Lead Innovation: añade una cultura de innovación abierta

Una cultura de innovación abierta permite incorporar muchas perspectivas diferentes en el proceso de innovación en una etapa muy temprana, el cliente pasa de cliente a co-diseñador. Al trabajar en red con los portadores de ideas externos y el grupo objetivo, la propia empresa evita el peligro de perder el rumbo de su idea.

Leer Más   ⟶

Impulsa tu empresa

Permite que nuestros expertos analicen tu desafío
para darte las mejores soluciones innovadoras a medida

Te llamamos

Te llamamos

Te contactamos lo más pronto posible.